Disfruta tu embarazo

Tu Embarazo Semana a Semana

Tu Embarazo Semana a Semana

Tu Embarazo Semana a Semana

Tu Embarazo Semana a Semana

Tu embarazo Semana a Semana


Embarazo
El endometrio (la capa interna del útero) empieza a prepararse para recibir el óvulo fecundado en una semana aproximadamente (fecha de la ovulación). Si esto no sucede dentro de una semana, su periodo menstrual estará normalmente. Pero si la fecundación se da, estarás en embarazo


Se desarrolla el embrión, que tiene básicamente una cabeza, un tronco y una cola rizada. Para el embrión, es importante este tiempo, porque empieza a desarrollar lo que a futuro serán sus órganos, sus rasgos y su sistema nervioso.


La placenta, que es el órgano que nutrirá al bebé en los próximos nueve meses, también se empieza a formar en ésta época

Cambios en ti:
Tu volumen de sangre debe aumentar casi en un 50%, para poder darle al embrión el oxígeno que empieza a demandar.

Síntomas:
Náuseas, el tamaño de tus pechos puede aumentar y sentirás un poco de presión en la zona del pubis.


Los primeros órganos se empiezan a formar. El corazón se forma y será el encargado de ahora en adelante de distribuir el oxígeno y el alimento que el embrión necesita. Este corazón si lo escuchamos ya se siente latir y lo hace dos veces más rápido que el de un adulto (150 pulsaciones por minuto)


Cambios en ti:
Debes empezar a tomar ácido fólico, hierro y calcio para asegurare que tú y tu bebé reciban los nutrientes necesarios y prevenir que tanto tú como el bebé padezcan anemia.

Síntomas
Durante la tercera semana puedes presentar síntomas como fatiga, dolor en los senos, sensación de ir al baño más frecuentemente, sensibilidad a los olores y dolores de cabeza

 

En esta semana los ojos del embrión se empiezan a distinguir como dos puntos negros y su rostro empieza a formarse. Igualmente, el sistema nervioso central, el corazón, el esqueleto y los músculos están en su estado más temprano de desarrollo.

Cambios en ti:
Puede que aún no te hayas dado cuenta que estás en embarazo. Debería haberte venido la menstruación y si no es así debes realizarte una prueba de embarazo para que tengas la seguridad que estás en embarazo y pedir cita al médico

Síntomas:
Mucho sueño y cansancio. Las náuseas generalmente se presentan en la mañana al levantarse de la cama

 

El embrión empieza a acelerar su crecimiento. El tubo neural (del que saldrán el cerebro, la médula espinal, los nervios y la columna vertebral) se está empezando a desarrollar en la capa llamada ectodermo. De esta capa saldrán también su piel, pelo, uñas, glándulas mamarias y sudoríferas, y el esmalte de sus dientes.

Cambios en ti:
Inestabilidad emocional por la alteración de las hormonas que está experimentando tu cuerpo.
Síntomas:
Cansancio, sueño, Irritabilidad, antojos y nauseas

 

Tu bebé sigue creciendo al igual que su corazón, y la división de sus células sigue rápidamente. El tamaño de tu bebé es como de un fríjol


Cambios en ti:
Puede que empieces a presentar estreñimiento, sudoración, acidez estomacal y produzcas más saliva de la cuenta
Síntomas:
Cansancio, sueño, Irritabilidad, antojos y nauseas

 

El embrión en esta semana ya es un feto. La cola cae y el esqueleto empieza a tomar forma. La placenta sigue creciendo y formándose para ayudar a pasar los nutrientes de tu cuerpo al bebé y eliminar los desechos de él. El cordón umbilical, la unión entre tú y tu hijo, empieza a crecer


Cambios en ti:
Ya van tres semanas desde la fecha que tendrías que haber menstruado. Es bueno hacer una cita con el ginecólogo que te ayudará durante todo el proceso.

Es probable que hayas aumentado de peso. Empieza a comer sanamente y evita las bebidas con estimulantes, alcohol y cafeína. A partir de ahora es importante que empieces a cuidarte.

 

Para este momento, tu bebé ya mide entre 1.5 y 2 cm. Los labios, nariz y párpados ya se pueden identificar y los oídos empiezan a desarrollarse.
La placenta ya está desarrollada totalmente y será ya la encargada de trasmitirle a tu bebé los nutrientes, el oxígeno y el agua necesarios para su buen desarrollo.

Cambios y cuidados en ti:
Debes cuidar lo que consumes y tomas ya que todo le empezará a llegar a tu bebé

 


Los párpados del bebé ya se han formado pero sólo hasta la semana 26 se abrirán. Aparecen los brazos y piernas y los dedos se empiezan a notar mejor. Se empieza a mover y chupar el dedo pero tú todavía no lo sientes. Mide entre 20 a 28 mm.


Cambios y cuidados en ti:
Puede que tus familiares y amigos no lo noten aún, pero tú sí por las molestias típicas de los primeros meses de embarazo: acidez, gases, náuseas y cambios de humor sin explicación.

 


Mide unos 4 cm y pesa 5 gramos aproximadamente.
En este momento el cerebro de tu bebé empieza a desarrollarse más rápidamente y sus órganos como la vesícula, páncreas y la glándula tiroidea empiezan a prepararse para el proceso de digestión.


Se empieza a desarrollar los órganos sexuales pero aún no es posible distinguir su sexo


Cambios y cuidados en ti:
Ya en este momento debes tener tu cita con tu médico lista y cuando la tengas podrás escuchar el corazón de tu bebé y te harán exámenes para determinar que todo está bien contigo y con tu bebé.
Ya empiezas a notar que los pantalones no te cierran y que tu busto ha aumentado de tamaño.

Es necesario que empieces a tomar mucho líquido, así te parezca incomodo estar yendo muchas veces al baño, porque es necesario que produzcas más sangre y líquido amniótico para tu bebé y elimines toxinas.



Tu bebé mide 6 cm y pesa 9 gramos aproximadamente
Los huesos empiezan a ponerse más firmes y sus movimientos en el útero ahora son más fuertes y empezará a rebotar en las paredes del útero. Empieza a producir orina que será el principal componente de líquido amniótico.
Ya cuenta riñones, hígado y estómago


Cambios y cuidados en ti:
Usualmente en esta etapa ya las molestias empiezan a pasar. La cantidad de sangre que circula en tu cuerpo sigue aumentado, por esta razón puede que sudes más y que produzcas más saliva a veces con cierto sabor metálico.
Es importante que controles tu peso mediante comidas saludables y ricas en vitaminas y minerales.

 


Todos los órganos y sistemas principales del cuerpo humano están desarrollados. El corazón está más fuerte y ya es más fácil escucharlo.
El bebé es capaz de eliminar a través de su orina el líquido amniótico que ingiere.
Las uñas de las manos y pies empiezan a crecer y las cuerdas vocales inician su formación.

Cambios y cuidados en ti:
Si haces ejercicio, las endorfinas de tu cuerpo pasarán a través de la placenta y producirán en el bebé una sensación de bienestar.


Empiezas a notar que partes de tu cuerpo se han pigmentado: las areolas de los pezones, axilas y el estómago.

Debes evitar la exposición prolongada al sol, ya que pueden aparecer manchas en tu cara.

 


A partir de ahora el bebé empieza a aumentar rápido de peso y longitud. Los ojos de tu bebé ya están más centrados y más cerca de la línea media de la cara.
Ya su mano con sus 27 huesos está formada y empezará a abrirlas y cerrarlas.

Cambios y cuidados en ti:
Notarás que tu cuerpo cambia: la cintura se ensancha, sudas más y tu sentido del olfato es más sensible.
Es recomendable empezar a tomar vitaminas que tu médico de dirá y realizar la cita al odontólogo

 


Tu bebé mide 10 cm y pesa 30 gramos aproximadamente. Mas o menos como un limón
Ya cuenta con huellas digitales en sus dedos y su forma, aunque muy pequeña, es ya muy parecida a la de un bebé al nacer, puesto que todas las estructuras de su cuerpo están formadas pero en miniatura.
Si se pudiera observar de cerca, se notaría que su cuerpo empieza a cubrirse por un diminuto vello muy liviano.


Cambios y cuidados en ti:
Ya pasaron 3 meses y las molestias se deben haber ido. Ya entras en la época del disfrute porque empiezas a sentir energía. Aprovéchalas para hacer ejercicio o alguna actividad física moderada

 


Tu bebé ya tiene cabello y pestañas. En esta etapa algunos bebés ya se empiezan a chupar el dedo, desarrollando así su reflejo de succión
Si tienes programada una ecografía cerca, podrás ver el sexo de tu hijo. El bebé empieza a moverse más fuerte por toda la placenta. Falta poco para que puedas empezar a sentir estos movimientos.


Cambios y cuidados en ti:
Ya la ropa te debe quedar apretada y empiezas a tomar conciencia de tu embarazo. Los cambios repentinos de estado de ánimo son normales debido a las hormonas. El embarazo afecta tu capacidad de concentración, memoria y coordinación en algunos casos.
Empieza a hacer ejercicio para ayudar a estos estados de ánimo y seguro también te ayudará al momento del parto. El Yoga es recomendable para esto.

 


El cerebro va empezando a controlar los movimientos y así va creciendo la capacidad del bebé de responder a estímulos
Tanto su cuerpo como su cabeza empiezan a estar proporcionados. Sus manos ya bien formadas empiezan a agarrar, el bebé se puede agarrar un pie, la otra mano o el cordón umbilical


Cambios y cuidados en ti:
Tu útero está aumentado de tamaño y es posible que sientas presión a la altura de éste. Igualmente, es posible que veas tus venas más marcadas por el aumento de la sangre en tu cuerpo.

 


La cara de tu bebé empieza a tomar forma más humana aunque sus ojos siguen siendo muy grandes y separados.
El tamaño de tu bebé en esta semana es de 13 cm y pesa alrededor de 113 gramos.

Cambios y cuidados en ti:
Es muy posible que estés aumentando de talla en tu busto, debido a que las hormonas están preparando a tu cuerpo para la lactancia y las glándulas que producen la leche empiezan a crecer.
A muchas mujeres en esta época les da hemorroides, es ideal que consumas muchos alimentos ricos en fibra y abundante agua.
Empieza a usar cremas con vitamina A y D para prevenir la aparición de estrías

 


Mide 14 centímetros y pesa 150 gramos.
Los ojos y oídos de tu bebé ya están ubicados en el lugar correcto. Comienzan a formarse las cejas . Puede bostezar y hasta llegar a tener hipo. Ya sus movimientos gestuales son frecuentes.
El bebé puede empezar a escuchar sonidos como sus latidos o el trayecto de la sangre a través del cordón umbilical.

Cambios y cuidados en ti:
Es posible que ya puedas detectar sus movimientos y sentirlo.
Tu barriga y pechos siguen creciendo.
Entre tu ombligo y el comienzo del vello púbico ya se empieza a notar tu línea llamada Alba que con el paso de las semanas se irá oscureciendo.
Puedes presentar dolores en la zona lumbar por el aumento del peso .

 


Tu bebé mi de 15 cm
El sistema nervioso y el cerebro crecen rápidamente. Los huesos se empiezan a fortalecer.
Conocer el sexo de tu bebé en esta semana ya es muy fácil. Si es una niña sus ovarios ya tienen huevos primitivos.

Cambios y cuidados en ti:
Ya tienes que sentir los movimientos de tu bebé con más facilidad, pues él tiene mucho espacio por donde moverse y está fuerte.
En esta época empieza a preocupar el tema de las relaciones sexuales, éstas no tienen ningún riesgo para el bebé. Esto no debe ser un motivo de preocupación a no ser que tu médico lo diga por otra situación diferente.

 


Tu bebé mide 20 cm largo y pesa cerca de 255 gramos
En esta semana tu bebé empieza a desarrollar en su cerebro las áreas relacionadas con los sentidos. A partir de ahora podrás hablarle y cantarle porque ya te escucha. El líquido amniótico distorsiona los sonidos pero él puede escucharte.
Tu bebé tiene pelo en su cabeza, cejas y sus extremidades están ya muy bien formadas


Cambios y cuidados en ti:
En la mitad de tu embarazo te empezarás a dar cuenta que tu respiración se hace más profunda y el ritmo cardíaco se acelera. Igualmente, tu corazón empezará a latir más rápidamente porque debe bombear mayor cantidad de sangre.

Debes cuidarte tus dientes y encías que notaras sangran más. Esto debido a que la progesterona actúa y hace que los tejidos se ablanden.
Tu útero está aumentando de tamaño y peso, es por esto que es normal que sientas molestias a la altura del pubis.
En las próximas semanas tu útero estará aumentado a razón de 10 milímetros por semana

 


Tu bebé puede estar del tamaño de un pepino, mide casi 27 centímetros desde la cabeza hasta los pies y además ya pesa unos 330 gramos.

Es muy probable que no pares de sentir a tu bebé, pues a partir de esta semana sus movimientos te intensifican. Todos esos movimientos sirven para estimular su desarrollo físico y mental.


Cambios y cuidados en ti:
Es normal sentirte con sueño y cansada. Es la época de mayor bienestar porque tu barriga no es lo suficientemente grande y te permite dormir y hacer todo lo que necesitas.
Debes descansar y notarás con frecuencia los movimientos de tu bebé, en especial cuando comas dulce, debido a que la glucosa provoca gran cantidad de estímulos.

 


El bebé mide 20 centímetros y pesa 340 gramos.
Tu bebé tiene desarrollado el sistema límbico que es el encargado de controlar las emociones y los sentimientos.
Las uñas, párpados y cejas del bebé son visibles.

Cambios y cuidados en ti:
Tu útero habrá crecido hasta el ombligo. Por ello, tu barriga será más grande y tu peso seguirá aumentando. Es posible que esto ocasione que ya no encuentres una buena postura a la hora de dormir.

 


El bebé mide alrededor de 20 cm de la coronilla a las nalgas y pesa casi medio kilo.
Sus sistemas (digestivo, circulatorio y respiratorio) están madurando y preparándose para la vida fuera del útero. Igualmente, su sistema visual está en rápido desarrollo y los detalles de la forma de los ojos se van marcando.
Sus pestañas empiezan a crecer

 

Cambios y cuidados en ti:
En un embarazo normal y para una contextura física promedio, al final de tu embarazo no deberías tener más de 12 kilos por encima de tu peso normal. Este peso que ganas en el embarazo es normal por todo lo nuevo que está pasando dentro de tu cuerpo.

 


Tu bebé supera el medio kilo y va a crecer hasta los 22 centímetros
Los órganos sensoriales de tu bebé están madurando, lo que le permite empezar a conocer el mundo exterior. El único sentido que todavía no experimenta durante estas semanas es el de la vista. Puede percibir algún brillo de una luz fuerte como la del sol, pero el útero tiene las paredes muy gruesas y es muy oscuro.

El bebé juega cerrando y abriendo los ojos para darse cuenta de la luz y la falta de ella.

El páncreas empieza a producir insulina, sustancia que le permite a futuro llevar a sus células la glucosa del alimento.

Cambios y cuidados en ti:
Es normal que te sientas cansada y con ganas de dormir. Lo ideal sería que lograras hacerlo cuando tu cuerpo te lo pide y sin importar si es por espacios pequeños.
La piel en tu abdomen crece y es normal que sientas picazón. Ideal usar una crema que te lubrique bien y controle un poco las estrías.

 

Tu bebé mide 22 centímetros y empieza a acercarse al kilo aproximadamente.
Ya tiene pestañas pero el color de sus ojos aún no es definido pues algunos de los pigmentos necesitan de la luz para desarrollarse, por esto al nacer puede que se demoren unas semanas más en coger el color que van a tener.

Cambios y cuidados en ti:
Es posible que te sientas torpe por el peso y tamaño de tu cuerpo. Debes moverte con mayor cuidado y proteger tu abdomen en todo momento.
Puedes tener también dolores de espalda y en la pelvis

 


Tu bebé mide 23 centímetros y pesa un kilo aproximadamente.

La piel de tu bebé es aún traslúcida y rojiza, dado que aún no tiene grasa corporal suficiente. Su corazón está fuerte y ha crecido lo suficiente para ser escuchado mediante solamente un estetoscopio
El bebé pasa la mayor parte del tiempo dormido. Cuando despierta, tiene más energía y empieza a hacer uso de reflejos importantes.

Cambios y cuidados en ti:
Puede que no encuentres fácil una posición para dormir. Tu bebé está creciendo y él también quiere estar cómodo. Cuando te acomodes él también querrá estar cómodo y empezará a moverse hasta lograrlo. Empezarás a sentir sus movimientos con más fuerza.
Trata de descansar en los momentos que más puedas.

 


En esta semana tu bebé debe estar alrededor de 24 centímetros de medidas y 1 kilo de peso.
El iris de los ojos de tu bebé ya está pigmentado.
Los pulmones son el único órgano que se prueba sólo a la hora de nacer. En este momento tu bebé recibe el oxígeno de tu placenta a través del cordón umbilical y también de lo que toma del líquido amniótico.


Cambios y cuidados en ti:
La formación de estrías en los pechos y la barriga son muy comunes en este período de tiempo.
Puedes sentir unas pequeñas contracciones que son encogimientos del útero que empiezan a partir de la sexta semana del embarazo. Esto es normal, pero si sientes más de 5 contracciones en una hora es recomendable que hables con un médico.



Tu bebé puede estar en los 37 centímetros y superar el kilo.
Tu bebé ya está familiarizado con su entorno y responde a estímulos cuando los reconoce como el de tu voz y la música.
Por sus movimientos te puedes dar cuenta que dura más tiempo despierto que dormido.
Sus pulmones han comenzado a desarrollarse a todo ritmo para poderlos estrenar a la hora del nacimiento.


Cambios y cuidados en ti:
El estiramiento de los músculos en tu abdomen sigue adelante y esto puede causarte molestias y dolor.
Puedes tener tus pies hinchados. Debes evitar pasar mucho tiempo de pie y descansar cómodamente estirada en tu cama.
Tomar mucha agua te ayudará a evitar problemas de hemorroides

 


Tu bebé pesa alrededor de 1kilo con 400 gramos y mide casi 42 centímetros.
Ya tiene más control sobre sus ojos y todo aquello que ilumine lo tratará de perseguir con ellos.
A partir de esta semana el cerebro es capaz de controlar la temperatura corporal del bebé, sin embargo todavía necesita el calor del cuerpo de la mamá.

Cambios y cuidados en ti:
Si tienes las manos y pies hinchados es normal por la retención de líquidos.
Puedes sentir las llamadas contracciones Braxton Hicks. Estas contracciones son encogimientos del útero que empiezan a partir de la sexta semana del embarazo. No te preocupes, todavía falta un poco para que lleguen las contracciones del parto.
En este último trimestre puede que engorde unos 5 kg. Es común engordar medio kilo de media por semana.

 


Tu bebé comienza a buscar la posición definitiva que tendrá al nacer. La mayoría se ubican con la cabeza hacia abajo. Sin embargo, algunos, ya sea porque se acuerdan tarde de girar y el útero ya no lo permite, o bien porque se hallan enredados con el cordón umbilical, no lo logran hacer. Es el doctor entonces quien decide cómo será tu parto: vaginal o por cesárea.


Cambios y cuidados en ti:
Puede que empieces a sentir contracciones y dolores pélvicos pues recuerda que tu bebé se está acomodando para nacer.
Haz ejercicio para preparar todos tus músculos para el parto. Practica la respiración cuando sientas estos dolores y piensa en lo maravilloso que está por llegar.

 


Tu bebé se acerca al tamaño que tendrá en el nacimiento. Ya son 31 semanas de gestación y pesa más de kilo y medio.
A tu bebé le da dificultad ya acomodarse y estirarse dentro de tu útero, debido a que su crecimiento se acelera para tener el tamaño adecuado al momento de nacer
Su sistema digestivo ya se encuentra completamente desarrollado y elimina diariamente medio litro de orina al líquido amniótica aproximadamente.

Cambios y cuidados en ti:
A partir de esta semana 31 puedes sentir contracciones más fuertes. Pero a menos que sobrepases la media de 5 contracciones por hora, será normal.
Puede que tengas sensación de falta de oxígeno, sobre todo cuando realices algún esfuerzo o actividad física. Esto se debe que el diafragma está siendo empujado por el útero hacia arriba.

 


En la semana 32 de embarazo tu bebe medirá unos 47 centímetros y pesará casi 2 kilos. Su piel se está poniendo suave y lisa, ahora que está engordando más rápidamente.
El espacio que tiene para moverse es cada vez más estrecho. Es posible que sientas pataditas por tus costillas hasta que el bebé logre acomodarse en su posición final.


Cambios y cuidados en ti:
Es normal que empieces a tener dificultades para lograr dormir. Acomódate buscando nuevas posiciones o usando almohadas
Tus pechos empiezan a producir leche y observarás que de ellos sale un poco de calostro. El calostro es un líquido que alimenta a tu bebé hasta que empiezas a producir leche.
No olvides consultar con tu médico si tienes dolores de estómago, sensación de que el bebé hace presión hacia abajo o se mueve menos que en las semanas anteriores.

 


Mide unos 47 centímetros y sobrepasa los 2 kilos de peso.
Tu bebé duerme dos horas y dura otras dos despierto. Una vez que nazca mantendrá esta rutina durante sus primeras semanas.
Su oído está tan bien desarrollado que si escucha ruidos fuertes logrará despertarse.
El cerebro sigue con su rápido desarrollo, teniendo los cinco sentidos ya en perfecto funcionamiento


Cambios y cuidados en ti:
Es normal que en estas semanas sientas contracciones. Al principio serán pausadas, pero a medida que se acerque la fecha de parto se irán repitiendo con más frecuencia.
El bebé empieza a ocupar parte del espacio que ocupan los pulmones, así que tu respiración puede variar a lo largo de estas semanas. Es recomendable realizar 5 comidas suaves que pocas y bastantes.

 


Tanto su cabeza como sus huesos no son firmes debido a que para la facilidad del parto es necesario que se conserven así.
Trata de que tú y el bebé descansen bien, pues aunque para ambos es difícil acomodarse y dormir, es necesario tener momentos de descanso y estar tranquilos. El bebé ya está más alerta a su mundo exterior y cualquier ruido extraño o fuerte lo puede despertar.

Cambios y cuidados en ti:
Cada mujer tiene un parto diferente, pero estos síntomas son comunes: contracciones regulares, romper fuente(ruptura del saco amniótico) o un flujo mucoso manchado de sangre, dolores en la zona lumbar acompañados de dolores de tipo menstrual. Todo esto indica que el cuello del útero comienza a dilatarse. De todas maneras, la aparición de cualquiera de estos síntomas no implica necesariamente que haya comenzado el parto, puede que tenga señales de parto días o incluso semanas antes de dar a luz.

 


Los órganos genitales ya se encuentran totalmente desarrollados. Tu bebé ha producido 100 billones neuronas con 100 trillones de conexiones. Empezó hace 28 semanas (en la semana 7).
En esta semana 35 y en las últimas semanas, tu cuerpo le transferirá a tu hijo inmunidad temporal contra enfermedades infantiles (como las paperas y el sarampión). El bebé estará protegido hasta que le pongas las primeras vacunas.

Cambios y cuidados en ti:
Si tienes muchas molestias no olvides realizar tus ejercicios de relajación y respiración que te enseñan en los cursos de preparto
Los dolores de espalda y columna se pueden aliviar con paños de agua caliente y duchas calientes.
Bebe mucha agua para que elimines más líquido y la hinchazón de tus pies y piernas seda un poco.
Tu bebé pesa más que nunca y ejerce presión sobre tu vejiga es por esto que a toda hora sentirás ganas de ir al baño.
Descansa con los pies en alto y tómate los descansos que sean necesarios

 


Notarás menos movimientos de tu bebé. Esto ocurre porque ha crecido tanto que tiene menos espacio para moverse.
Las grasas del bebé aumentan para ayudarle a controlar la temperatura corporal en el momento del nacimiento.
En una semana más sus pulmones estarán desarrollados para ser estrenados en el nacimiento.

Cambios y cuidados en ti:
El canal de parto por donde el bebé pasará ya mide 10 cm
Recuerda que es el doctor quien elegirá la forma de parto más adecuada para cada caso y es bueno que tengas información de ambos procedimientos.
En esta semana y en las siguientes te irá costando más trabajo respirar.
Para este tiempo puede que hayas ganado 12 ó 13 kilos de peso

 


La mayoría de bebés suelen medir unos 50 centímetros de largo, con un peso de entre 2,7 y 3 kg.
En estos días ya habrá adoptado la posición definitiva. Lo más probable es que esté cabeza abajo y con la cara mirando hacia atrás, listo para nacer.
El momento de nacer está ya sujeto a la voluntad del bebé. Como máximo estará adentro hasta la semana 42, ya después se hará un parto programado.

Cambios y cuidados en ti:
El útero deja muy poco espacio para el estómago por tal razón sientas saciedad fácilmente.
Estas llegando al momento final de tu parto y tu cuerpo ya desea que suceda. Te es difícil moverte y acomodarte para dormir. Estás cansada y con dificultad para respirar.
Si tu cuerpo te pide descansar hazle caso.
Tomate tiempo para preparar todo lo que vayas a necesitar llevar al hospital.

 


Tu bebé puede nacer en cualquier momento. Tienes que estar lista y atenta a las señales: contracciones regulares (más de 5 por hora) , romper fuente(ruptura del saco amniótico) o un flujo mucoso manchado de sangre, dolores en la zona lumbar acompañados de dolores de tipo menstrual. Recuerda que sólo el 5% de los bebés nacen en la fecha prevista, la mayoría lo hacen o antes o después.

Cambios y cuidados en ti:
En esta semana puedes ver como sobresale tu ombligo, como consecuencia de los últimos estirones de la barriga.
Sabrás perfectamente cuando haya llegado el momento. Confía en tu instinto.
Prepara con tiempo todo lo que vayas a necesitar llevar al hospital.

 


Su sistema digestivo y respiratorio están listos.
El cordón umbilical, que trasporta los nutrientes desde la placenta al bebé, mide, en esta semana unos 50 centímetros de largo y 1,3 centímetros de ancho.
Puedes romper fuente en cualquier momento

Cambios y cuidados en ti:
Existen medios para controlar los dolores del parto. Algunos fármacos alivian una parte, y otros tratan de evitarlos por completo. Habla de las alternativas con tu médico antes del parto
Tienes que estar atenta a las señales: perder sangre roja brillante, romper fuente y tener contracciones regulares e intensas que no paran aunque cambies de postura y más de 5 por hora

 

La longitud de tu bebé varía entre los 48 y los 53 cm y su peso puede estar entre los 3 y 4,5 kg.
No se sabe qué desencadena el parto exactamente. Lo que sí se sabe es que los pulmones del bebé y tu placenta son la clave de la sincronización. Cuando los pulmones están maduros, segregan una proteína al líquido amniótico que altera la producción de hormonas. Este cambio hace que la placenta reduzca la emisión de progesterona y fomente la producción de una nueva hormona: la oxitocina. Esta sustancia regula las contracciones del útero e indica si hay parto.

Cambios y cuidados en ti:
Tu cuerpo y tú están listos para el parto. Ten presente las señales que te ayudarán a saber que ha llegado la hora: perder sangre roja brillante, romper fuente ,tener contracciones regulares e intensas que no paran aunque cambies de postura y más de 5 por hora
 

  • En la semana 5

     El tubo neural (del que saldrán el cerebro, la médula espinal, los nervios y la columna vertebral) se empieza a formar

  • Semana 18

    En esta semana tu bebé mide 14 centímetros y pesa 150 gramos.

Eventos (ver todo)

Cupones (ver todo)