Pareja

Listas de Chequeo

Listas de Chequeo

Inicio > Pareja > Pareja > Una nueva pareja para un nuevo tiempo

Tu y Tu Bebé

Una nueva pareja para un nuevo tiempo

 Una pareja de hoy, no es la misma de hace 30 años. Sus motivaciones y desafíos han cambiado; sus formas de relación la hacen enfrentar interesantes aprendizajes para sobrevivir, más aún, para cumplir su misión: proporcionar amor y alegría a quienes la conforman. Ello nos invita a estar atentos con nosotros mismos, a clarificar las expectativas con la relación y a encontrar los caminos que conduzcan a la realización de la armonía que deseamos y a mejores niveles de satisfacción con la pareja.


Los nuevos tiempos con sus profundos cambios políticos, sociales, tecnológicos y hasta climáticos, han traído consigo significativas transformaciones en las formas de existir como seres humanos, en las maneras de ser hombre y de ser mujer. Han enriquecido las competencias de ambos sexos, equilibrando sus capacidades para existir en el mundo y contribuir a la creación de un mejor lugar para vivir: haciendo mujeres más hábiles para enfrentar la supervivencia por sí mismas, y más autónomas en su proyecto de vida; Y hombres con mayor integridad, con madurez emocional para ser compañeros amorosos y solidarios.


Los tiempos jóvenes han forjado innovaciones antes jamás pensadas en las familias humanas, especialmente en las relaciones de pareja. E influenciado definitivamente los hogares dónde se crían los niños nuevos.


Y con ello, han ido propiciando una pareja diferente a la que une, más allá de la necesidad de supervivencia, el deseo de compartir la vida, la sexualidad, los gustos comunes, el disfrute de lo bello, el darse apoyo mutuo para crecer emocional, mental y espiritualmente. Y también, para formar una familia y tener hijos… si desean traerlos al mundo.


Y por supuesto, sin pintarlo todo de color rosa, se han creado grandes desafíos a la vida en pareja: No basta ya con ser hombre y mujer, y estar enamorados; no basta ya con ser buenas personas y cumplir con las responsabilidades asignadas, o los acuerdos mutuos de fidelidad. No, no basta ya con querer comprometerse y tener hijos, para estar unidos y crear una vida común. La vida en pareja se ha vuelto exigente, y demanda día a día de atención contante para realizarse con satisfacción mutua, para cumplir su cometido. Vivirla, pide “dar la talla” dentro de la nueva dinámica de relación y/o convivencia.


Ser pareja hoy es un desafío a ser la mejor persona, hombre o mujer. A saber de sí mismo, de la propia historia personal, a conocerse en sus gustos, en sus sueños, en sus conquistas interiores. A asumir la propia vida sin la ilusión de que otro, la pareja, lo sustituya en la responsabilidad de ser feliz. A aprender del otro, de su fuerza y de su temor, de sus anhelos y de sus frustraciones. Y acompañarlo a crecer y ser mejor, sin hacerse cargo de sus límites, siendo capaz de mirar “desde el borde”, con neutralidad, su realidad para verdaderamente amarlo, sin necesidad de esclavizarlo. A estar atento a la relación, al cuidado permanente del amor, de la convivencia y a la sutileza de la comunicación donde se dice sin hablar, se hace sin movimiento; A avivar la intuición y a despertar al amor en instancias superiores. En definitiva, a ser mejores como seres humanos.


Ser pareja hoy es una experiencia más que humana, espiritual. Y dejarse provocar por ella, sin claudicar al menor tropiezo, es un acertado camino para crecer hasta puntos insospechados. Ya no es un asunto de tolerar, soportar y aguantar. Es la posibilidad de ampliar infinitamente la capacidad de SER. Y ser grande.


¿Quieres fortalecer tu relación de pareja?
• Revisa tus creencias sobre el AMOR. Y olvida todas aquellas que lo asocian a sufrimiento, dolor, temor a perder, irritación y ansiedad.
• Descubre tus expectativas conscientes e inconscientes de que tu pareja te haga feliz, se encargue de ti y provea para los dos una mejor vida.
• Y crea un proyecto de vida para ti en 2012 que te haga más autónomo(a), te permita logros que te llenen de orgullo.
• Olvida cambiar a tu pareja y esperar que corrija sus errores, esos que tanto te molestan.
• Centra la atención en ti, en tu capacidad para escuchar, silenciarte, expresar, abrazar, reconocer los aciertos y amar.
• Incrementa tu felicidad: escribe propósitos diarios que te conduzcan a estar satisfecho(a) contigo mismo y tu forma de vivir. Cada noche evalúa tu logro. Felicítate por ti (independiente de lo que tu pareja haya experimentado en su día).
• Pon tu atención en dar lo que deseas, más que en esperar recibir lo que anhelas.
• Descubre el lenguaje de amor de tu pareja, ¿Cómo se siente querido(a)? Y cada día entrega una sorpresa en sus propios códigos.
• Cuida, en tanto esté en tus manos y sea tu decisión, que se den momentos de verdadero encuentro, ternura, comunicación y entrega.
• Olvida las críticas, los juicios y los reclamos. Él(ella) no ha llegado a tu vida para realizar tus expectativas. Establece tú un equilibrio entre el dar y el recibir para que te sientas siempre en compensación.
• Y olvida entregar tu vida, superar tus límites de energía y paciencia para realizar las expectativas de él(ella), o evitar su disgusto. Recuerda, has nacido para vivir tu vida antes que la de alguien más.
• Entrega tu amor, nunca entregues tu credo, menos tu vida.


En 2012 cuida tu crecimiento como persona, amplía tu capacidad de comprensión y amor, y ¡cuida tu relación! O dale una definición para que puedas continuar adelante con tu propio proyecto.


Y si fortaleces tu relación de pareja, se fortalece indudablemente, la familia. Se les da a los hijos un hogar mejor cimentado, más firme, que provee para ellos bienestar físico y emocional y deja huellas perdurables de seguridad en sus vidas. El hogar inscribe a los hijos, con vigor, en el mundo social.

El significado de la pareja:
La familia tiene como base una característica inconfundible: la relación de pareja. Entre los humanos, es importante reconocer, cuidar y esforzarse por conservar esta relación que fortalece el hogar, para que los hijos crezcan, aprendan acerca de sí mismos y del mundo que los rodea; del amor y la confianza hacia los otros.


Lo que fortalece a una pareja:
• Darle el valor al otro. Honrarle y respetarle. Amarle y aceptarle.
• Diferenciar el amor del enamoramiento. El amor es una decisión libre y deliberada.
• Generar el más alto compromiso con la relación.
• Comprender que la familia de donde uno viene tiene incidencia en la familia que conforma.
• Responsabilizarse de la influencia que la pareja tiene en los hijos.
Dificultades de la relación de pareja que afectan a los hijos:
• Basar las relaciones en la emocionalidad. Cuando se reacciona emocionalmente ante cualquier situación, sin indagar, sin conocer a fondo las circunstancias, se crea un clima de caos.
• Mentir. Si la pareja se miente entre sí, o uno de los dos encubre a los hijos en alguna circunstancia de desacato o trasgresión del límite, se crea un clima familiar de desconfianza, donde todo se pone en duda o las personas se guardan su verdadera intimidad.
• Descalificar al otro o criticarlo permanentemente frente a los hijos.
• Revelar los secretos de la convivencia en pareja o la vida sexual frente a los hijos.
• Poner a los hijos en medio de los conflictos, usándolos para ser vehículo de encuentro o jueces de la conducta del otro padre.
• Culpabilizar a los hijos de las desavenencias de la pareja o del comportamiento del otro padre.


Crédito
Olga Betancourt psicologa, terapeuta, asesora y conferencista.
Tel: 3138493 - www.olgabetancourt.com Facebook - olga betancourt, la casa de TU_YO

Inicio > Pareja > Pareja > Una nueva pareja para un nuevo tiempo

comments powered by Disqus
  • Tips para tener una pareja sana

    Aprende a comunicarte.
    Confía
    Se tolerante y ten paciencia
    Comprende
    Respeta
    Diviértete con tu pareja
    Diviértete contigo mismo

Eventos (ver todo)

Cupones (ver todo)