Niños 2 a 3 años

Juegos y Juguetes

Juegos y Juguetes

Inicio > Niños > 2 a 3 años > Alimentación sana en la edad preescolar: hábitos para la vida.

Tu y Tu Bebé

Alimentación sana en la edad preescolar: hábitos para la vida.

Como lo prometimos te traemos aquí las memorias del Taller para padres: Disciplina con Amor, Alimentación Sana y Loncheras que se celebró el pasado 25 de Julio en Medellín y dictado por la Doctora Paula Henao ( Pediatra, Puericultora y consultora internacional en lactancia materna - inf 4180175)

¡Disfrútalas!

Memorias

Debemos partir entendiendo que la alimentación se constituye en un acto de socialización y es el primer escenario para establecer comportamientos y hábitos en el niño.

Cuando hacemos las cosas de una cierta manera repetidamente y en las mismas condiciones creamos una rutina y es la repetición constante de esta lo que lleva a crear un hábito, se considera que un hábito es saludable cuando su repetición además es consiente, responsable e informada.

Cuando hablamos de los niños en edad preescolar nos referimos al rango de edad entre 2 y 6 años, este grupo se caracteriza por el despliegue de la motricidad tanto fina como gruesa; el dominio de su cuerpo les permite correr, saltar, trepar y explorar, son bastante curiosos y creativos y los procesos de aprendizaje a través del juego garantizan su concentración, atención y fijación del conocimiento, por eso cuando hablamos de alimentación en ellos la combinación ganadora siempre será alimentos sanos y ricos más juego y ejercicio.

Como lo prometimos te traemos aquí las memorias de nuestro evento: Taller para padres: Disciplina con Amor, Alimentación Sana y Loncheras, realizado el pasado 25 de Julio en la ciudad de Medellín y dictado por  la pediatra, puericultora y consultora internacional en lactancia materna, Paula Henao. ( Contacto 4180175)

El cocinar, mercar y cultivar en familia nos acerca de una manera natural y agradable a los alimentos saludables, para ellos la alimentación debe ser: CESAR

Completa: incluir alimentos de todos los grupos (variedad).
Equilibrada: proveer los nutrientes en proporciones y relación adecuadas.
Suficiente: cubrir los requerimientos de calorías y nutrientes.
Adecuada: debe adaptarse a la etapa del desarrollo en que se encuentra el ser humano.
Rica: olor, sabor, consistencia, textura.

Se recomienda que en la alimentación diaria incluyamos por lo menos un alimento de cada uno de los seis grupos en cada uno de los tiempos de comida principales del día:

Grupo 1. Cereales, tubérculos, raíces y plátanos: arroz, el maíz, el trigo, la avena, la cebada, entre otros, y los productos que se elaboran a partir de estos como las arepas, el pan, las galletas. Los tubérculos como la papa y la batata; los plátanos en todas sus variedades y las raíces como la arracacha, la yuca y el ñame, que son las más consumidas, y los productos que con ellos se elaboran como el casabe.

Grupo 2. Verduras y frutas. ¡Aprovechemos la gran variedad de éstas en la producción hortofrutícola colombiana!

Grupo 3. Leche y productos lácteos. Leches de vaca, cabra y búfala que actualmente se comercializan en nuestro país.

Grupo 4. Carnes, huevos, leguminosas secas, frutos secos y semillas. Incluye todos los tipos de carnes (rojas, blancas, peces, mariscos, etc.); leguminosas como frijol, lenteja, arveja o garbanzo. Dentro de los frutos secos y semillas encontramos las nueces, el maní, el ajonjolí, las almendras, las avellanas y otras, que son ricas en grasas de muy buena calidad nutricional.

Grupo 5. Grasas. Tanto de origen animal como la manteca de cerdo y la mantequilla, que son sólidas, y las vegetales como las margarinas; así como las grasas líquidas, de origen vegetal como los aceites de maíz, soya, canola, entre otros. Se debe preferir el consumo de grasas de tipo vegetal y evitar el cocinar con manteca de cerdo.

Grupo 6. Azúcares. En este grupo está el azúcar común, la miel, la panela y los productos procesados que se deriven del azúcar común como los dulces, gaseosas y bebidas azucaradas. Con respecto a este grupo preferir siempre alimentos bajos en azúcar y sin azúcar añadida

Agua. Como acompañante para el plato saludable, pues es un regulador natural de nuestro metabolismo, nos hidrata, nos ayuda a mantener la temperatura corporal ideal y a facilitar el proceso de la respiración y traspiración. Por todo esto es importante incluirla durante el día, sea pura o en bebidas naturales como jugos de frutas.

El tamaño de las raciones debe ser el recomendado para un niño, nos podemos basar en el tamaño de las manos del niño así:







 

Recomendaciones para la alimentación:

- 6 porciones por día de cereales, esto incluye, panes, maíz, avena, trigo, arroz ojala sean integrales; en este grupo están también tubérculos (papa, yuca, ñame), granos y plátano.

- Vegetales 3 a 5 porciones por día, intercalar los anaranjados con los verdes.

- 2 a 4 porciones de fruta diarias, ojalá enteras y frescas.

- Leche y derivados lácteos 2 a 3 porciones por día.

- Proteínas como carnes preferiblemente magras, pollo, pescado, las cuales deben variarse, 2 a 3 porciones por día.

- Consumir el mínimo de grasas, las cuales deben ser vegetales o de pescado.

- Poca azúcar y sal.

Es importante recordar que debemos controlar cuándo y cómo come el niño, estableciendo horarios donde se coma en familia, demostrando conductas alimentarias saludables y evitando comer frente al televisor.
Se deben evitar las golosinas, bebidas colas y jugos artificiales " No le engañe el estómago!!" esto restará el hambre para la siguiente comida, siempre ofrecerle a los niños el alimento en el horario habitual, si tiene apetito comerá, sino habrá que esperar, no persiga, no prometa, no amenace los momentos de alimentación deben ser agradables para constituirse en momentos de aprendizaje y amor.

El reemplazar las actividades sedentarias por actividad física y al aire libre genera hábitos con respecto al ejercicio, así como enseñarles a calmar la sed con agua e hidratarse con esta durante el ejercicio

La lonchera

Los refrigerios o loncheras se definen como complemento a los alimentos principales, estas constituyen entre el 15 y el 30% de las calorías que los niños consumen en el día (150 a 300 calorías aprox.) e influyen en el estado nutricional y en sus hábitos alimentarios, por lo cual no debemos incluir en ella comida chatarra ni mecatos pues tienen dentro de su perfil nutricional un elevado contenido en calorías, proteínas y grasas causando disminución del apetito a la hora de las comidas principales, además de favorecer la formación de placa bacteriana y caries dental.

Es bueno tener en cuenta que las necesidades nutricionales de cada niño dependen de su edad, estado de salud y la actividad física que realice durante el día, también del tipo de jornada escolar a la que asista.

Es fundamental al empacar o planear una lonchera incluir:

- Un alimento energético (como pan, tortas y cereales) que ayudan a recuperar la energía que el niño gasta en otras actividades).
- Uno constructor (carnes, lácteos) que garantizan el crecimiento.
- Uno regulador (frutas y verduras, que aportan vitaminas y minerales).

Siempre debe ir agua para el consumo después del ejercicio o si hace falta en la lonchera.

Siempre pensar en la higiene de los utensilios y recipientes para empacar, pues los alimentos deben conservarse en buenas condiciones, ofrecer frescura y variedad.

Cuando pensamos en la alimentación de nuestra familia debemos asumir el reto y comprometernos con su salud presente y futura, poniendo todo el amor y la responsabilidad, pues si somos lo que comemos ¿quiénes queremos ser?
 

 

Inicio > Niños > 2 a 3 años > Alimentación sana en la edad preescolar: hábitos para la vida.

comments powered by Disqus
  • Juegos

    Los juegos que le permiten organizar lógicamente o clasificar por colores o característica, les encantan en esta etapa. La música y las canciones son ideales también para aumentar su vocabulario 

Eventos (ver todo)

Cupones (ver todo)