Niños 9 a 12 años

Juegos y Juguetes

Juegos y Juguetes

Inicio > Niños > 11 a 12 años > Maestros que Dejan Huella

Tu y Tu Bebé

Maestros que Dejan Huella

“Marca la huella, crea la diferencia”
Una invitación a ser un adulto significativo en la vida de los alumnos y potenciar su desarrollo como seres humanos.

La educación es una prioridad de la que dependen el desarrollo y el futuro mismo de nuestra comunidad y del país. Y en ella, la variable más relevante es el profesor, EL MAESTRO. La persona llamada a incidir de manera más directa en la formación de los estudiantes a través de su cotidiana interacción, con todas las posibilidades de enriquecer su vida, siempre y cuando la suya propia, sea una vida en constante crecimiento.

En nuestro medio, en general, ha sido suficiente preparar a los profesores para que dicten cátedras sobre conocimientos específicos, y los más solventes siempre han sido aquellos que saben más de su materia. Por supuesto que esto es importante, más aún si cuentan también con preparación en diversas metodologías de enseñanza.

Mas, desde este enfoque, la educación es básicamente un proceso de transmisión de conocimientos, incluidos en estos, algunos valores y competencias que se cree desarrollar mediante cátedras formales enseñadas de manera conceptual.

El resultado de esta educación, en general, salta a la vista: tenemos buenos niveles de información y conocimiento en los jóvenes y sin duda, una evidente falta de confianza en los adultos a su alrededor que conlleva a rebeldía, violencia y hasta degradación social en algunos de ellos. Decimos con frecuencia que los jóvenes están muy solos, expresión que la más de las veces se refiere a sus padres, sin percatarnos de que en la educación escolar está la posibilidad de cerrar las brechas, optimizar sus inmensas capacidades y crecer juntos, maestros y alumnos, de frente al futuro que espera.

¿Y cuál es la propuesta? ¿Qué nos demanda una educación centrada en la relación? ¿Cuáles son las competencias a desarrollar, como maestros y en los alumnos?

En nuestro concepto, es importante Educar con alto compromiso con la persona para ser MAESTROS QUE DEJAN HUELLA.

Más allá de la enseñanza de conceptos y el legado de un amplio equipaje de habilidades, el maestro propicia la formación de seres humanos integrales a través de la relación que establece con sus alumnos. Es ésta la que deja huella indeleble. Y prepararse efectivamente para esta tarea requiere re-significar la labor que se realiza como formadores de niños y jóvenes; comprometerse consigo mismo siendo un verdadero atleta personal para ampliar el propio potencial de ser y de aprender; fortalecer la capacidad para generar relaciones interpersonales profundas y alcanzar un genuino interés por conocer al otro (al alumno), comprenderlo y acompañarlo a realizarse en su potencial personal.

1. Sé un maestro grande…
• Conócete.
• Sé alguien muy importante para ti mismo.
• Asume la responsabilidad por tu propia vida.
• Olvida la queja, el reclamo y la culpa a otros.
• Deja la complacencia contigo. ¡Exígete!
• Triunfa cada día.
¡Cambia!


2. Desarrolla alto Interés por la persona
• Compromiso con la individualidad del ser que hay en cada alumno.
• Más preguntas, menos órdenes.
• Menos correcciones, más comprensión.
• Más Atención, menos imposición.
Más pasión, más motivación, más AMOR


3. Ten confianza en la capacidad de realización personal
¿Cuál visión tengo de la vida, del cambio, del aprendizaje? ¿Cuál visión transmito a mis alumnos?


4. Sé un mago con tu palabra.
• ¿Qué digo?
• ¿Cómo lo digo?
• ¿Qué siento cuándo lo digo?
• ¿Cuál efecto creo cuando lo digo?
Elimina las palabras y expresiones que no son útiles.


Sé su MEJOR MODELO
Y … enséñales que eres grande
Los Niños Grandes sabrán que cumpliste con tu misión, Maestro Grande.
Información sobre este tema y otros en:

www.olgaebetancourt.com
Facebook: Olga  Betancourt
Contáctame en: 313 84 93
 

Inicio > Niños > 11 a 12 años > Maestros que Dejan Huella

comments powered by Disqus

Niños desobedientes

  • Preadolescentes

     Las niña buscan más libertad para encontrar su identidad; los niños, por su parte, alargan su infancia más tiempo.

  • Niños desobedientes

    Es bueno que los hijos obedezcan, pero el adulto debe reflexionar sobre la forma que tiene de mandar y la cantidad de órdenes que emite 

Eventos (ver todo)

Cupones (ver todo)