Inicio > Familia > Familia > Viviana, una madre In Vitro

Tu y Tu Bebé

Viviana, una madre In Vitro

Jennifer Cortés Jiménez
Comunicadora Social
comunicadora@tuytubebe.com

Viviana Zapata Gil es una mujer determinada, que desde que inició su vida en pareja y contrajo matrimonio con su esposo, tuvo claridad sobre su proyecto de vida y para su fortuna, ser papás era un deseo compartido. Desde entonces, para Viviana la maternidad era un norte hacia el cual caminar, aunque nunca hubiera imaginado que sería un trayecto más largo, retador y empinado del que hubiera pensado. Ella, se describe como una mujer optimista, emprendedora, apasionada y humana. Como mamá, amorosa, comprensiva y que se conecta con sus hijos desde el afecto.


Para llegar a su meta, inicio con un proceso de valoración para concepción que no le arrojó las mejores noticias, fue un proceso escalado, así lo recuerda: “Primero intentamos solitos, luego con medicación; posteriormente, fui diagnosticada con una condición de infertilidad y de ahí en adelante todo fue pasar por cirugías y ensayo de otras técnicas. En última instancia consideramos el proceso de fertilización in vitro”. La FIV es una técnica por la cual la fecundación de los óvulos por los espermatozoides se realiza fuera del cuerpo de la madre. La FIV es el principal tratamiento para la esterilidad cuando otros métodos de reproducción asistida no han tenido éxito. El óvulo fecundado puede entonces ser transferido al útero de la mujer, para que ella lo anide y continúe su desarrollo hasta el parto.


Mientras que rememora sobre aquella época, en su voz se perciben algunas notas de nostalgia, pero sobre todo de resiliencia y tenacidad. Nos cuenta que lo más difícil, fue vivir las circunstancias mientras se debe hallar fortaleza, continuidad y unión con la pareja, sin perder de vista el objetivo, alimentando la pasión, el sentimiento y el deseo de que en su hogar hubiera hijitos. Un trecho bastante prolongado que les tomó cuatro años, años que probablemente intensificaron la alegría con la que recibieron a Santiago su primer hijo y luego a Samuel. Ya que no era solo la alegría de ser padres era la conciencia adquirida y la satisfacción de haberlo hecho juntos…


Ahora que esos tiempos difíciles han pasado, Viviana reconoce en esas experiencias vividas, una oportunidad inmensa de aprendizaje, un tiempo muy enriquecedor: “Con mi esposo, aprendimos que los momentos no son nuestros, que son de Dios o de un ser supremo. Y aunque nosotros pensábamos que estábamos preparados, el universo nos dijo que no, que todavía había algo que aprender; prepararnos para ser padres, recuerdo por ejemplo que mi esposo era un hombre muy impaciente, fue una etapa para aprender que no es cuando uno quiera”. Actualmente, en compañía de su esposo y sus dos hombrecitos, dice sentirse una mamá confiada, tranquila, que ha logrado establecer una relación de afecto, que está haciendo un buen proceso de crianza al poder observar las buenas relaciones que tejen sus niños con los demás. Dice sentirse agradecida con Dios, “Los veo por la mañana al levantarse, cada cosa nueva que aprenden y para mí es como un milagro que se materializa todos los días”.

 

Inicio > Familia > Familia > Viviana, una madre In Vitro

comments powered by Disqus
  • Vacaciones Seguras

     Si viajas por carretera, recuerda que es indispensable y obligatorio que los niños desde recién nacidos vayan en silla infantil.

  • Vacaciones Seguras II

     Conoce la cobertura de tu proveedor de salud y lleva las direcciones de la sede más cercana a tu sitio de descanso.

Eventos (ver todo)

Cupones (ver todo)