Inicio > Familia > Familia > ¿Qué quieres jugar? Un, dos, tres, las vacaciones empezarán...

Tu y Tu Bebé

¿Qué quieres jugar? Un, dos, tres, las vacaciones empezarán...

Viviana María Fernández Diaz
Profesional Programa Buen Comienzo
Secretaría de Educación de Medellín.

Las vacaciones son una oportunidad de encuentro y descanso para muchas familias, por lo que en esta ocasión busco proponer alternativas de interacción y juego con los niños y las niñas, que permitan no solo descansar sino además proveer nuevas experiencias de aprendizaje para niños y adultos.

Las semanas de receso podrían ser una oportunidad retadora para que como adultos nos motivemos a diversificar las opciones de interacción con los niños y las niñas, proponiendo recursos, materiales, diferentes espacios y ambientes, y activando de manera especial la imaginación como instrumento de encuentro y construcción conjunta. Estos momentos son oportunidades de aprendizaje mutuo y brindan la posibilidad de crear y fortalecer vínculos afectivos, de confianza y amor.

En esta ocasión les propongo que las experiencias que propiciemos contengan tres ingredientes: Juego, - que sea divertido - aprendizaje – que aprendamos mutuamente - y vínculo – que sea una oportunidad de conexión desde el amor - pues todo esto permitirá al niño o niña la expresión de sus potencialidades y de su ser, conectarse con ustedes desde la emoción, divertirse, conocerse a sí mismo, explorar, imaginar, crear, expresar, resolver, investigar, sentir, tocar y moverse.

Les invito a que propongan más opciones basadas en estos tres ingredientes y que sobre todas las cosas, escuchen y observen atentos a ese niño o niña, ¿Qué podemos aprender de ellos? Es la pregunta que generará la totalidad de las acciones y experiencias, pues ellos también tienen fantásticas ideas, que seguramente cumplirán con los tres ingredientes de esta receta vacacional.

• Promovamos espacios que cautiven desde la emoción, la neurociencia ha demostrado que las emociones mantienen la curiosidad, nos sirven para comunicarnos y son imprescindibles en los procesos de razonamiento y toma de decisiones. Además, las emociones positivas facilitan la memoria y el aprendizaje.

• Propiciemos experiencias nuevas, somos curiosos por naturaleza y es esta curiosidad la que activa las emociones que alimentan la atención y facilitan el aprendizaje.

• Disfrutemos de momentos de actividad física, esto mejora el estado de ánimo y reduce el temido estrés crónico que repercute tan negativamente en el proceso de aprendizaje. Además de bailar, mover el cuerpo y sentir la música, el teatro o el baile desarrollan habilidades socioemocionales como la empatía y son beneficiosos para la memoria semántica.

• Generemos juegos cooperativos, que permitan las comparaciones, las críticas, los diálogos, las clasificaciones, reconstrucciones, anticipaciones, transformaciones y creaciones, que permitan el negociar y generar hipótesis, que bueno experimentar y descubrir cosas nuevas, además de propiciar la empatía por los demás.

• Día de no a la tecnología, y si a la naturaleza, motivando a los niños y las niñas a encontrarse y conectarse con lo que los rodea, que tal si ese día les enseñamos a respirar, cerrar los ojos y escuchar los sonidos de la naturaleza, quizás sembrar un semilla y sentir todas las texturas que nos provee el ambiente. Este momento también se puede utilizar para preguntar más y responder menos, facilitándoles que piensen en ellos y en el mundo que los rodea, las preguntas hacen reflexionar, darle tiempo, además de momentos de silencio y encuentro.

• Día de tecnología, porque no podemos desconocer la gran fuerza que tienen las mismas, pero si las utilizamos, vamos a usarlas bien, acompañemos su interacción con la tecnología, pongamos límites, y conozcamos sus intereses frente a la misma, también le puedes mostrar opciones divertidas y educativas, como MaguaRed, música libre, entre otros.

• Leer es también un buen plan, generar relatos, imaginar aventuras, construir un libro, generar interpretaciones, representaciones graficas de la lectura o de los relatos con diversos recursos, leer juntos un libro que los cautive, y luego expresar con su cuerpo lo que más les gusto de la historia.

Cuando el niño y la niña son protagonistas activos de sí mismos, es decir, cuando aprenden actuando, creando, reflexionando, opinando y construyendo, se les facilita el aprendizaje y mucho más cuando toda esta actividad los motiva y se da en un clima emocional positivo.

Inicio > Familia > Familia > ¿Qué quieres jugar? Un, dos, tres, las vacaciones empezarán...

comments powered by Disqus
  • Vacaciones Seguras

     Si viajas por carretera, recuerda que es indispensable y obligatorio que los niños desde recién nacidos vayan en silla infantil.

  • Vacaciones Seguras II

     Conoce la cobertura de tu proveedor de salud y lleva las direcciones de la sede más cercana a tu sitio de descanso.

Eventos (ver todo)

Cupones (ver todo)