Inicio > Familia > Familia > Tatiana, una madre Canguro

Tu y Tu Bebé

Tatiana, una madre Canguro

Jennifer Cortés Jiménez
Comunicadora Social
comunicadora@tuytubebe.com

Tatiana Suarez es una mujer que sabe sobre el sentido más profundo que albergan las palabras cuidado y amor. Pues tal cual una madre canguro, hace tres años y por varios meses debió proteger y cobijar a Miguel Andrés, su pequeño hijo entre el calor de su abrazo y su pecho. Piel a piel lo alimentó con los latidos y la fuerza de su corazón, que como mantra le cantaban a su pequeña vida que no se apagara, que no dejara de respirar, que no se rindiera ante su prematurez. Como mujer, se describe como una persona alegre, emprendedora, activa, llena de energía; que cree que para ser felices hay que decir lo que se piensa, aprender a reconocer los errores y compartir siempre lo mejor de sí. Como mamá se reconoce a sí misma amorosa, que enseña desde el ejemplo y entregada a su familia.


Los retos para su maternidad comenzaron desde el momento que supo que estaba embarazada y aunque ella lo recuerda como un embarazo feliz, no olvida los rostros de inquietud de sus médicos desde sus primeras consultas. Le practicaron varios exámenes que identificaban que su bebé no crecía y que ella no estaba produciendo líquido amniótico, lo que pocos meses después se determinó como preeclampsia. Algunos días más tarde, cuando la presión de Tatiana se tornó excesivamente peligrosa para su vida, los doctores decidieron extraerle a su bebé con tan solo seis meses y medio. Miguel Andrés nació pesando un kilo y medio.


Con lágrimas entre sus ojos, Tatiana recuerda: “Ahí fue cuando empezó lo más duro, el no poder tener a mí bebé conmigo y ver como se lo llevaban me desmoronó. No poder estar cerca de él todo el tiempo, pensar en que algo le podía pasar y yo no iba a estar para él. Luego encontrarlo en la unidad neonatal, tan vulnerable, sin poder tocarlo, con su vida dependiente de todos esos aparatos y tener que partir de la clínica sin él; es algo que uno como mamá nunca desea.


Sin embargo, resalta la unión, el apoyo y la empatía que logró desarrollar en la unidad neonatal con las demás mamitas canguro, unos lazos que la ayudaron a batallar contra la angustia de perder a su bebé en cualquier momento; a celebrar en compañía de las demás, cada gramo, cada progreso de su pequeño. Canguriar a su bebé por primera vez, fue la mejor sensación que pudo sentir, la mayor ternura ante su pequeñez y la satisfacción de sentir que se había unido a él en su lucha. Una batalla que se extendió a su hogar, veinticuatro horas, siete días a la semana, cuidando su respiración, la posición de su cuerpo y su alimentación. Una lucha que la ha llevado a descubrir el poder su fuerza de mamá canguro, la que no se cansa, la que no puede sufrir depresión porque todas sus energías están concentradas en el bienestar de su hijo.


mamá, la odontología, sus clases. En educar a Miguel Andrés desde el ejemplo, como una persona
trabajadora, que va a saber respetar a la mujer y en mostrarles a otras mamás que están pasando por esa situación: “Que hay una luz, que es difícil pero que si uno le pone constancia, esmero y amor, si se puede sacar a su hijo adelante”. En otras palabras, que se puede encontrar la voz de esperanza, ese amor de madre puede brindar a un hijo lo que mas necesita en esos momentos: amor. Con el apoyo de de iniciativas como la RED SANAR @redsanarmedellin  @diadelprematuromedellin

 

 

Inicio > Familia > Familia > Tatiana, una madre Canguro

comments powered by Disqus
  • Vacaciones Seguras

     Si viajas por carretera, recuerda que es indispensable y obligatorio que los niños desde recién nacidos vayan en silla infantil.

  • Vacaciones Seguras II

     Conoce la cobertura de tu proveedor de salud y lleva las direcciones de la sede más cercana a tu sitio de descanso.

Eventos (ver todo)

Cupones (ver todo)