Bebés 1 a 3 meses

Desarrollo y crecimiento

Desarrollo y crecimiento

Inicio > Bebés > 1 a 3 meses > SÍNDROME DE MUERTE SÚBITA INFANTIL (SMSI) EN EL PRIMER AÑO DE VIDA

Tu y Tu Bebé

SÍNDROME DE MUERTE SÚBITA INFANTIL (SMSI) EN EL PRIMER AÑO DE VIDA

Cuando nos convertimos en padres los temores crecen en nuestro interior, pues al asumir este nuevo momento en nuestras vidas queremos hacer las cosas de la mejor manera para lo cual prepararse es fundamental y si bien este tema para algunos es fuente de estrés y ansiedad conocerlo puede hacer la diferencia.


Muchos se preguntarán ¿por qué hablar del Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL)? o ¿por qué el tema está cobrando vigencia hasta ahora y hace algunos años no se abordaba de manera masiva? Pues lo encontrado es que esta enfermedad es la principal causa de muerte después del nacimiento en los países industrializados y aunque en Colombia no hay cifras oficiales precisas se estima que en los países subdesarrollados se presentan alrededor de 5.000 muertes al año por esta enfermedad.


¿Cómo definirla?
El Síndrome de Muerte Súbita Infantil (SMSI) se define como aquella muerte de un niño menor de un año de edad, ocurrida durante o alrededor del sueño, por lo general no presenciada y para la cual no se encuentra explicación después de una investigación minuciosa del caso, incluyendo la realización de una autopsia completa, el examen de la escena del fallecimiento y la revisión de la historia clínica.


Frente a este panorama algo incierto de inmediato surge el interrogante de cual o cuales podrían ser las causas de esta temida enfermedad, pues aunque cada año cobra muchas vidas en el mundo no ha podido establecerse una causa única, entre los equipos científicos y de investigación hay aproximadamente ciento veinte teorías alrededor de las posibles causas que van desde temas infecciosos, genéticos, neurológicos hasta factores de cuidado y del ambiente.
Podemos decir entonces que la causa no es única sino que se debe a una combinación de factores propios de la edad, del ambiente y de las características genéticas únicas del infante.

 

 


Cuando hablamos de período crítico del desarrollo se habla de que si bien el riesgo está comprendido durante el primer año de vida hay una edad pico de presentación que va de los 2 a 4 meses de edad.


Con Infante vulnerable por factores de riesgo propios hablamos de características propias del individuo como ser de sexo masculino, raza negra, con historia de prematurez, predisposición genética a ciertos tipos de arritmias cardíacas o a defectos metabólicos y al igual que la edad, estos factores no los podemos modificar.


Realmente los factores modificables y que podemos intervenir son los factores externos estresantes para la salud de los bebés entre ellos:


Factores prenatales como madre fumadora o con consumo de alcohol durante la gestación, controles prenatales escasos o inadecuados, anemia durante la gestación, madres obesas, adolescentes o drogadictas.


Factores ambientales y de estilos de vida: convivencia del bebé con fumadores por la presencia de humo en casa y el riesgo aumentado de tener infecciones respiratorias para él bebé principalmente en los meses fríos del año, no recibir lactancia materna y uso de biberón con fórmula infantil en la alimentación, dormir boca abajo, exceso de abrigo al dormir, tener en la cuna o cama colchones blandos, uso de almohada, protectores de barandales, colchones o dispositivos antirreflujo o de posicionamiento para él bebe.


¿Cómo proteger a nuestros bebes del SMSI?
Aunque tenemos factores de riesgo no modificables, los estudios científicos han mostrado gran eficacia de las medidas de control de los factores ambientales y de estilos de vida. Las estrategias sencillas y de protección son:


- Acostar al bebé boca arriba: debe colocarse de espaldas, boca arriba, tanto para dormir en la noche como para las siestas diurnas. Su cabeza, brazos y manos deben quedar por fuera de la cobija


- Seguridad en la cuna: el lugar más seguro para que duerma un bebe es su cuna, sobre un colchón firme, con sabanas ajustadas, libre de almohadas, peluches y objetos que puedan caerle encima.


- Alimentar al bebé con leche materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida: la lactancia exclusiva está asociada con reducción del 36% SMSI, esto relacionado con el estado de alerta del infante pues los lactantes amamantados tienen mejor capacidad de despertarse ante la posibilidad de asfixia durante el sueño, especialmente entre los 2 y 3 meses de edad que es la edad crítica para la presentación de la enfermedad además la leche materna brinda protección inmunológica mediante la inmunoglobulina A que protege contra infecciones respiratorias y digestivas durante el período de vulnerabilidad al que se enfrentan los bebés en los primeros 6 meses.


- Alejar al bebé de los ambientes con presencia de humo de cigarrillo: cuando un bebé llega a un hogar se convierte en un motivo para cambiar prácticas poco saludables como el tabaquismo, así que más que una recomendación esta es una invitación.


- En algunos países desarrollados donde predomina la alimentación exclusiva con fórmula han encontrado que el uso de chupo entretenedor para dormir mantiene la vía aérea permeable y protege contra la muerte súbita. Pero también sabemos que el uso de chupo entretenedor desestimula la lactancia y no es necesario para proteger si el niño tiene lactancia exclusiva, pues la lactancia por si sola constituye uno de los factores protectores más altos, así que solo recomendamos chupo entretenedor para los bebés que no reciben lactancia materna.


- Informe a los demás: es muy importante que no solo los padres conozcan esta información de prevención sino que la expliquen y compartan con todos los demás cuidadores de su bebé.


Las familias empoderadas en la atención y cuidados necesarios para su bebé se convierten en factor protector y en multiplicadores de esta información, los invitamos a promover y apoyar las campañas de promoción de sueño seguro y a proteger y apoyar la lactancia materna como medidas claves para la prevención de esta enfermedad.

CREDITO
Paula Henao Mejía
Pediatra, puericultora y consultora
internacional en lactancia materna
Tel. 418 0175

 

Inicio > Bebés > 1 a 3 meses > SÍNDROME DE MUERTE SÚBITA INFANTIL (SMSI) EN EL PRIMER AÑO DE VIDA

comments powered by Disqus
  • Actividades que favorecen el desarrollo

    Las caricias físicas, el abrazo, los masajes suaves, las distintas texturas y olores, el contacto piel a piel como medio de estimulación sensorial.  

  • Sugerencias para comprender el desarrollo

    El acompañamiento amoroso brinda el vínculo afectivo que lo acompañará por el resto de la vida. Dar respuesta al requerimiento de tu bebé inmediatamente le dará seguridad afectiva. 

Eventos (ver todo)

Cupones (ver todo)