Bebés 1 a 3 meses

Desarrollo y crecimiento

Desarrollo y crecimiento

Inicio > Bebés > 1 a 3 meses > Sindrome del bebe zarandeado

Tu y Tu Bebé

Sindrome del bebe zarandeado

Tuytubebe.com le da la Bienvenida a la Asociación Afecto Contra El Maltrato Infantil, organización que nos ilustrará e informará acerca de todos aquellos temas que son de vital importancia y que por ende deben conocer Padres y Madres para hacer de la crianza de sus hijos una experiencia llena de amor, educación, y respeto, y así no incurrir en el maltrato Infantil.

Cada uno de los temas representa una realidad que es importante conocer, sus causas, síntomas, consecuencias y lo mejor… que existen maneras de prevenir, todo en pro del bienestar de los niños.


SINDROME DEL BEBÉ ZARANDEADO


Los bebés necesitan protección, cuidado y amor. Son muy pequeños y sólo pueden sobrevivir si cuentan con adultos que les comprendan, cuiden y provean de los recursos necesarios para su bienestar. Aseo, calor, alimento, amor, afecto.

Algunas veces el lenguaje de los bebés, especialmente el llanto, no es entendible por parte de los padres o de quienes quedan al cuidado del bebé. Un llanto agudo y constante, a pesar de todo lo que hace el adulto para que cese, puede llegar a ser desesperante y hacer que quien cuida al bebé pierda los estribos e intente callar al niño o a la niña, zarandeándole. Ello no es adecuado. El zarandeo en los bebés, especialmente si son menores de dos (2) años, puede ocasionar daños cerebrales permanentes en el niño o en la niña, ceguera, parálisis e, inclusive, la muerte.

Todos los padres y personas que quedan a cargo de los bebés deben contar con esta información, muy importante para que NUNCA, NUNCA, POR NINGUNA RAZÓN, ZARANDÉEN UN BEBÉ.


DESCRIPCION SINDROME DEL BEBÉ ZARANDEADO

Zarandear es sacudir o producir movimientos bruscos de choque en el cerebro, los cuales pueden ocasionar hemorragia intracraneana con alteraciones a nivel ocular y/o cerebral. Se produce cuando generalmente un adulto a cargo del cuidado del niño o niña (padre, madre o cuidador) toma al bebé por el torso, por los hombros o por debajo de los brazos y de manera fuerte o violenta sacude, literalmente, al bebé hacia adelante y hacia atrás o hacia arriba y hacia abajo.

Algunas condiciones que favorecen la presencia de este síndrome son:

• Los bebés tienen la cabeza muy pesada
• Cuentan con mayor contenido de líquido en el cráneo
• Los músculos de su nuca son débiles
• Tienen poco control en la movilidad del cuello
• Existe mayor espacio subaracnoideo.

El Zarandeo se puede dar en movimientos horizontales y verticales y es altamente lesivo para el bebé. Recuerde: NUNCA ZARANDÉE A UN NIÑO O A UNA NIÑA.


IMPORTANCIA DE LA PREVENCION

“Prevención es el conjunto de acciones encaminadas a la disminución o control de los factores de riesgo relacionados con un evento”.

En el caso del Síndrome del bebé zarandeado, la prevención es fundamental ya que este es un tipo de maltrato que se previene con información y con educación.

Al prevenirlo se evitarán lesiones, que son irreversibles en los niños y se mejorará su calidad de vida y la del adulto cuidador. Ello se logra fortaleciendo los factores protectores, como el vínculo afectivo entre padres e hijos, entre otros.

El éxito de la prevención depende de la respuesta de los padres y madres a la información recibida sobre el Síndrome, sus causas, consecuencias y maneras de evitarlo.

 

FACTORES DE PROTECCION

Un bebé que cuente con este entorno estará menos expuesto a que le sacudan, y por ende menos expuesto a quedar incapacitado de por vida:

• Preparación de los padres durante la gestación: Los padres que han recibido entrenamiento durante la gestación en atención y cuidado del bebé tienen mejor manejo de las situaciones límite y con ello pueden proteger mejor a sus hijos del zarandeo.

• Embarazo deseado: Los embarazos deseados cuentan con un vínculo afectivo fortalecido entre padres e hijos en mayor proporción que los embarazos no deseados.

• Lactancia Materna: Lactar al niño o a la niña alimenta de amor y de nutrientes necesarios para el desarrollo y crecimiento del bebé. La madre que lacta con cariño cultiva la paciencia y el control de los impulsos al tiempo que brinda seguridad, calma y amor al bebé.

• Conocimiento sobre los riesgos del zarandeo al bebé: Definitivamente conocer los riesgos de zarandear a los bebés disminuye la probabilidad de este tipo de maltrato en padres y en cuidadores.

• Fortalecimiento del vínculo afectivo: Los padres con un vínculo fuerte leen mejor las necesidades de los bebés y pueden atenderlas de manera adecuada.

• Capacitación a jardineras y cuidadores, sobre puericultura: Así como los padres cuentan con información sobre el Síndrome del Bebé Zarandeado, quienes quedan a cargo de los niños y las niñas deben contar con la misma información. La capacitación a jardineras y cuidadores sobre puericultura y atención adecuada a las necesidades de los bebés es un factor clave en la prevención de este Síndrome

• Creación de una Red de Apoyo Social: Las Redes de apoyo social son un factor clave para la prevención del Síndrome del Bebé Zarandeado. Contar con personas informadas y de confianza que puedan atender al bebé por unos minutos mientras usted se calma, acudir a madres expertas (o abuelas), que pueden ayudarle a identificar a qué se debe el llanto del niño o de la niña, conocer los datos del servicio de salud más cercano, aportan en la construcción de redes sociales para prevenir el zarandeo en los bebés.

 

FACTORES DE RIESGO


• Niñeras o jardineras poco capacitadas: Pueden llegar a zarandear a su hijo o hija y causarle daños irreparables de por vida o incluso la muerte.

• Madres comprometidas laboralmente: Que deben dejar a sus bebés al cuidado de otras personas quienes por inexperiencia o desconocimiento de la información pueden incurrir en zarandeo.

• Madre soltera o padres muy jóvenes: Una madre soltera no cuenta con el apoyo de su pareja en la crianza y los padres muy jóvenes son más impulsivos y tienen mayor riesgo de violentar o maltratar a sus hijos. Sin embargo, padres muy jóvenes y madres solteras muy bien informados sobre los riesgos y maneras de prevenir el zarandeo en los bebés son excelentes difusores de la información y tienen más éxito en la protección de sus hijos.

• Padres consumidores de licor u otra droga: Tienen deficiente control de los impulsos y los inhibidores naturales están bloqueados. Estos padres están en alto riesgo de zarandear a los bebés.

• Vivienda en hacinamiento: Un hogar en hacinamiento hace que los riesgos psicosociales aumenten, el espacio es pequeño, muchas personas lo comparten, los conflictos son mayores y resueltos de manera indebida, los bebés lloran y son un factor de estrés para quienes les acompañan. Alto riesgo.

• Niño enfermizo o con discapacidades: Necesita mayores cuidados por parte de los adultos y cuidadores; su llanto puede ser más agudo que el llanto normal de los bebés y convertirse en un factor de estrés de quienes le cuidan.

• Depresión Postparto: Una madre deprimida no puede atender a su bebé adecuadamente.

• Prematurez: Los niños y niñas prematuros requieren mayor cuidado y atención de los padres y cuidadores para asegurar su supervivencia. El llanto agudo y las necesidades especiales de esta población de niños y niñas aumenta el riesgo de zarandeo en familias y cuidadores no informados.

• Crisis Socio-Económica: Puede aumentar los niveles de estrés de los adultos cuidadores haciendo que el control de los impulsos sea deficiente, aumentando el riesgo del zarandeo.

• Cansancio: Padres cansados luego de jornadas extenuantes de trabajo tienen propensión a evitar el cuidado de los niños o a resolver inadecuadamente las necesidades de estos.


VíNCULO AFECTIVO


Es un lazo entre dos personas que permanece a través del tiempo y les provee enriquecimiento emocional, esta determinado por el apego desarrollado por los niños en etapas muy tempranas de la vida, como respuesta al cuidado de los padres.

El padre y la madre deben procurar permanecer el mayor tiempo posible con el bebé, acariciarlo, alimentarlo, e interrelacionarse con él, para fortalecer el sistema de vinculación afectiva.

SI SU BEBE LLORA PUEDE TENER…

• Hambre: En este caso, ofrézcale seno o alimento, según la edad.

• Gases: Explore si tiene gases, recueste al bebé sobre su hombro y déle suaves palmaditas en la espalda.

• Calor: Descubra al niño o a la niña para que se sienta más cómodo o cómoda.
• Frío: Determine si el bebé tiene frío, cobíjele y póngale en un lugar seguro. Cambie el pañal si es necesario.

• Inquietud: Si el bebé está inquieto, háblele suavemente, acompáñelo, cárguelo, cántele, cálmelo, distráigalo o sáquelo a pasear.

• Dolor: Revise la ropa del bebé, pues es posible que algo le esté molestando o produciendo dolor; por ejemplo, un gancho, un objeto o un animal.

SI SU BEBÉ CONTINÚA LLORANDO, NO ES QUE USTED NO SEA BUENA MADRE, LO QUE PASA ES QUE AÚN NO HA DETECTADO QUÉ LE SUCEDE. BUSQUE AYUDA EN EL SERVICIO DE SALUD MÁS CERCANO O CON LA RED DE APOYO SOCIAL.

Nunca se debe zarandear al bebé.


CARACTERISTICAS DEL SÍNDROME DEL BEBÉ ZARANDEADO

• El daño es físico, psicológico y emocional
• El bebé y su familia inician una etapa que modifica la vida del hogar
• La madre no acude al hospital
• La familia ignora la gravedad del daño
• Está incluido dentro de las categorías especiales de maltrato infantil

 

POSIBLES LESIONES

• Síndrome Convulsivo
• Parálisis Cerebral
• Retardo Mental
• Otros daños Cerebrales
• Ceguera
• Muerte


Esperamos que esta información haya servido como herramienta de aprendizaje.


El anterior material fue producido con base en la presentación preparada por la Asociación Afecto contra el maltrato infantil en convenio con la Secretaria Distrital de Salud en el año 1997, en el marco del proyecto de entrenamiento al personal de salud de la ciudad, coordinado por la Doctora Lilly Restrepo, actual presidenta de la Junta Directiva de la Asociación afecto.

Cualquier comentario favor contactarnos en afecto@afecto.org.co

 

Inicio > Bebés > 1 a 3 meses > Sindrome del bebe zarandeado

comments powered by Disqus
  • Actividades que favorecen el desarrollo

    Las caricias físicas, el abrazo, los masajes suaves, las distintas texturas y olores, el contacto piel a piel como medio de estimulación sensorial.  

  • Sugerencias para comprender el desarrollo

    El acompañamiento amoroso brinda el vínculo afectivo que lo acompañará por el resto de la vida. Dar respuesta al requerimiento de tu bebé inmediatamente le dará seguridad afectiva. 

Eventos (ver todo)

Cupones (ver todo)