Bebés 1 a 3 meses

Desarrollo y crecimiento

Desarrollo y crecimiento

Inicio > Bebés > 1 a 3 meses > El recién nacido

Tu y Tu Bebé

El recién nacido

Para el nuevo ser, el paso de la vida intrauterina al mundo exterior, implica un proceso de adaptación a las nuevas sensaciones y a un estilo de vida muy diferente al que tenía en el vientre de su madre. Son la madre, el padre y demás personas encargadas del bebé, quienes deben brindar las condiciones adecuadas para que el niño encuentre un ambiente acogedor y amoroso que le permita desarrollarse plenamente como ser humano.

Para la mayoría de los nuevos padres y madres, el cuidado del recién nacido genera inquietud, ansiedad e inseguridad, por ser una vivencia para la cual no cuentan con experiencia. Es importante recordar que si bien las recomendaciones que les puedan brindar familiares y amigos, así como la información recibida a través de las lecturas o programas educativos, es de mucha ayuda, lo esencial es entender que cada ser es único y, por lo tanto, la intuición y el instinto maternal y paternal, les darán la guía para comprender cuales son y cómo satisfacer las necesidades de su hijo. Recuerden que el bienestar del bebé depende en gran parte del bienestar de la madre.

A continuación algunas recomendaciones para ayudar a los nuevos padres durante esta etapa:

Apariencia del recién nacido

Un recién nacido aunque parezca frágil, viene equipado para adaptarse a la vida del hogar, por supuesto, necesita de un cuidado especial y de toda la atención para aprender a descubrir sus necesidades. El niño tendrá un aspecto que talvés sea algo distinto de lo que usualmente pueden imaginarse los padres.

Se pueden observar en el bebé ligeras deformaciones en la cabeza, marcas o moretones en su cara y un poco de hinchazón alrededor de los ojos, debido al parto o a la posición en la matriz; todo esto se normaliza en unos pocos días.

Es posible que en la espalda, el bebé tenga una zona de coloración verde-azulosa llamada mancha mongólica. Ésta es normal y es más frecuente en los niños de piel morena.

Tanto en los niños como en las niñas, debido al influjo hormonal, se puede inflamar el tejido de los pechos y hasta producir leche. No se deben presionar sus tetillas ni tratar de extraer leche.

El promedio de peso al nacer, en la mayoría de los bebés es de 2.7 a 3.2 kg. y miden entre 45 y 55 cm. Es normal que algunos niños bajen un poco de peso después del nacimiento, debido a que se elimina el exceso de agua que traen en su piel, por haber permanecido en un medio líquido en el vientre.

Los primeros días del bebé

Sueño
En las primeras horas después del nacimiento, el recién nacido permanece despierto y muy alerta, por esto la madre y el bebé deben permanecer juntos para establecer una adecuada relación afectiva.

Los días siguientes tiende a estar somnoliento. Su sueño es muy variable y puede dormir de 18 a 20 horas.

Hay que evitar el uso de almohada que puede incomodar su respiración y descanso, se debe mantener la habitación en que duerme, limpia y aireada.

Llanto
Es una de las formas como el bebé comunica sus necesidades, las cuales deben ser satisfechas inmediatamente para un buen desarrollo psicológico, por lo tanto, cuando llore se le debe atender, en pocos días los padres reconocerán el tipo de llanto de acuerdo a su necesidad. El bebé puede llorar por: hambre, frío, calor, gases, dolor, incomodidad o simplemente porque desea sentirse sostenido y amado.
Se le debe dar todo el afecto si temor a malcriarlo.

Respiración
Al principio respira con irregularidad, especialmente cuando duerme, esto es normal, al igual que puede emitir sonidos de esfuerzo (pujos). Hay que asegurarse de que bote bien los gases después de alimentarse.
El bebé suele estornudar con frecuencia para limpiar su nariz. Si presenta congestión nasal, es necesario revisar el ambiente; las causas más frecuentes pueden ser: la utilización de velos en las cunas, el uso de talcos espolvoreados en su piel y tapetes o muñecos de peluche en la habitación, por lo tanto, todo lo anterior debe evitarse.
Para la congestión se seguirán las recomendaciones que se dan en el cuidado de la nariz.

Temperatura
El niño no controla fácil su temperatura, verifiquen que sus manos y pies estén calientes. A veces en las noches puede llorar por esta causa. El exceso de abrigo también es perjudicial.

Fontanelas
En la cabeza hay dos partes más sensibles. Una en la parte superior llamada mollera y otra detrás de la coronilla. Están protegidas por tejidos resistente, que permiten que puedan tocarse y lavarse con regularidad. Deberán transcurrir varios meses para que el cráneo se desarrolle completamente y se endurezca naturalmente.

Los ojos
La mayoría de los bebés presentan un color en tono gris en sus ojos, que cambiará a medida que van creciendo. Inicialmente su mirada parece perdida en el vacío , porque su visión no está totalmente desarrollada al nacer.

Cuidados más importantes del bebé
Cuando se vaya a atender al recién nacido se deben lavar muy bien las manos.

El ombligo
Se debe limpiar muy bien en cada cambio de pañal, utilizando aplicador y alcohol, en la base, justo en la unión entre la piel y el cordón umbilical. Esto debe realizarse durante 8 a 15 días, en los cuales el ombligo caerá por sí solo, aunque algunas veces puede demorarse unos días más. No se debe usar ombliguero, pues al apretarlo se le puede ocasionar problemas respiratorios. El ombliguero no previene las hernias umbilicales y puede contribuir a que se infecte el ombligo.

Es importante vigilar que no se presente enrojecimiento ni olor fétido, ya que son signos de infección, por esto hay que evitar aplicar medicamentos como merthiolate o yodo que ocultan el color natural de esta área de la piel.

La piel
Brotes leves en el bebé pueden aparecer como reacciones al calor, la lana, los jabones y otros productos. Si luego de haberse controlado estas causas, el brote no cede, será necesario consultar al médico y no aplicar productos tales como aceites, cremas o polvos, pues la piel del bebé tiene sus aceites naturales. Es recomendable adicionar una cucharadita de avena o maizena al agua del baño para proteger su delicada piel.


Las uñas
Deben permanecer siempre cortas para evitar que se lastime, cuando el bebé esté tranquilo o dormido, se aprovechará para cortarlas. Se debe hacer en línea recta y utilizando unas tijeras sin punta o cortaúñas pequeño

 

La nariz
Se debe limpiar diariamente con un algodón enrollado, esto permitirá que el bebé pueda respirar bien. El uso de aplicadores no es conveniente, pues podrían lastimarlo.

Cuando haya congestión nasal, es necesario hacer lavados en la nariz del niño utilizando jeringuilla o gotero con solución salina, las veces que sea necesario, en el día o en la noche.

Los genitales
Si es niña: se deben abrir los labios de la vulva y limpiar con una toallita y agua tibia de adelante hacia atrás, al final se limpiará el área del ano para evitar traer bacterias hacia la vagina.

Si es niño: se limpiará la punta del pene, evitando echar hacia atrás el prepucio ( piel suelta del pene) normalmente esta parte es estrecha. Se deben levantar los testículos para asear y por último limpiar el ano.

 

 

Inicio > Bebés > 1 a 3 meses > El recién nacido

comments powered by Disqus
  • Actividades que favorecen el desarrollo

    Las caricias físicas, el abrazo, los masajes suaves, las distintas texturas y olores, el contacto piel a piel como medio de estimulación sensorial.  

  • Sugerencias para comprender el desarrollo

    El acompañamiento amoroso brinda el vínculo afectivo que lo acompañará por el resto de la vida. Dar respuesta al requerimiento de tu bebé inmediatamente le dará seguridad afectiva. 

Eventos (ver todo)

Cupones (ver todo)